10/15/2016

Donde no hay diferencia no hay verdad : Demasiada Homofilia y Post-Verdad en la red.


Cuando empecé a asomarme a internet creí que era una poderosa herramienta para acercar a las personas. Hoy descubro que es sobro todo un medio para concitar exasperados movimientos, muy activos y militantes. En la red es imposible hablar de nada sin recibir un insulto o leer un despropósito. Hace un par de semanas The Economist hablab de la “Post-Verdad” y revisa los procedimientos para con toda desvergüenza difundir la mentira en una vida política que ya está profundamente influido por las conductas en la red (http://www.economist.com/news/leaders/21706525-politicians-have-always-lied-does-it-matter-if-they-leave-truth-behind-entirely-art ) 
La mentira es una poderosa arma, pero no tiene fuerza cuando la contrastamos, cuando nos abrimos a la opinión de otros y requerimos de hechos y verdades. Donde no hay mas que iguales no hay debate ni contraste. Donde solo hay iguales, como ocurre en la biología, la especie no mejora ni se adapte. 
En internet la fuerza de las mentiras está en esos grupos homofílicos, que no aceptan la diferencia y el contraste.
Si la red sigue siendo un vertedero de mentiras alentando por grupos de extrema afinidad en los que no es posible el intercambio y la discusión, se perdera el valor de un red colaborativa y neutral que en ha logrado abrir nuestros horizontes. Hoy son muchos los que dicen que los internautas están cansados de buscar y que demandan encontrar. En su aspecto más positivo esta afirmación devuelve el valor de entidades informativas que crean opinión cuidando de sus contenidos, pero en su dimensión mas negativa supone que la red dejara de ser espacio para explorar y transformarnos, un lugar de sorpresas en las que inesperadamente nuestra mente recibe inputs que alternan puntos de vista y abren nuevas perspectivas.